¡Dejad paso! ¡Estos rebeldes ambulantes están fuera de control!

 

Crea su propio camino y destruyen lo que encuentran a su paso.

¿Normas de tráfico? No tienen ni idea.

¿Obstáculos? No les importan.

¿Cambiar de carril? Ni siquiera saben dónde van.

Pero están en la carretera y, más te vale que te apartes.